"Más aun, derramaré mi Espíritu sobre mis servidores y servidoras, y ellos profetizarán..."
Hchs. 2,18